¿Never Surrender?

publicado en: Nuestras Cosas, Reflexiones | 0

Perdón por el título clickbait. No tiene nada que ver con uno de los juegos que más espero que salgan publicados (Y es que si Fran Díaz hace algo yo quiero saber del tema ya mismo) pero me venía al pelo para explicar lo que nos ha pasado el viernes 14 de julio.

Hace un año colgué el siguiente tweet (si, hoy os hablo sólo yo, Isra):

 

 

Lo que significaba que nos habíamos comprado el juego Senderos de Gloria de Devir. Un Wargame con toda sus letras y todas sus reglas. Nos atraía a Shei y a mi el tema de la primera guerra mundial, siendo Franz Ferdinand uno de los grupos que más nos gusta, y gustándonos tanto como nos gusta el Twilight Struggle, esto podía ser canelita fina. Y ahí empezó la frustración.

Para mi, es como si alguien que no ha pasado de un Monopoly, pilla por banda directamente el Through the Ages e intente jugar sobre la marcha. La ostia que probablemente se pegue puede ser tan fina como las que mete Napoleón.

 

 

Esas reglas han sido como el Muro de hielo de Poniente, impidiéndome entrar en lo que creíamos que iba a ser una experiencia maravillosa. Que además nos iba a enriquecer como diseñadores al probar todo tipo de juegos.

Tras lectura de reglas periódicamente unas 5 o 6 veces y vislumbrar poco o nada, tras vídeos, resúmenes, y tras un año viéndolo en la estantería sin ser jugado, se ha ido de la colección el viernes 14 de julio sin haber sido posible echarle una partida. No me había visto tan incapacitado para explicar un juego desde que empezamos y me leí el CO2 por primera vez cuando habíamos jugado poco más que al Dominion.

¿No hay que rendirse nunca? Pues no, a veces está bien rendirse y aceptar que hay simplemente cosas que no son para ti. En esta afición estamos para divertirnos y si algo no nos satisface, no deberíamos de forzarnos a probar. O al menos, si ese esfuerzo no va a tener recompensa, hay mejores maneras de invertir el tiempo.

En resumen, si algo os interesa, intentad probar primero por otros cauces antes de meteros en lo fregao de alguien que te está esperando con el mocho en todo lo alto para atizarte en cuanto pases.

Y todo esto es por tu culpa, Sophia.

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar una opinión