Games & Llamas: Semanas 40

publicado en: Games & Llamas | 0
Bueno! Parece que tengo un rato para contaros a qué hemos jugado la semana pasada! Que si bien no es mucho, todo ha sido de una dureza nada desdeñable. Esta semana hemos vuelto a la carga con hacer las sesiones temáticas y elegimos fabricar barcos y/o navegar con ellos como punto común.

Viernes

Una de las adquisiciones de las LES fue Ships, un juego de Martin Wallace que llamó nuestra atención hace un tiempo pero como pasa con muchos juegos de este señor, entre que cada año saca unos cuantos y el aspecto gráfico no es llamativo, acaba siendo olvidado. No iba yo con muchas expectativas pero me he encontrado un juego enorme con una profundidad que me ha gustado mucho. Bien es cierto que el manual deja algunas cosas ambiguas y que podría estar escrito de otra manera pero… creo que es bastante asequible.
Lo que nos aguó un poco la diversión fue el que duró una media hora más de lo que debería haber durado, quizás porque no interiorizamos el tema de “correr” por el track de barcos y moneamos bastante al principio. Luego el final lo desencadenamos echando mistos y la puntuación final estuvo muy bien. He leído una variante para acelerar las partidas de 2 jugadores que es cogiendo 1 marcador adicional cuando coges marcadores de navegación. Así imagino que en pocas acciones tendrás marcadores suficientes para arrear en los tracks. Deseando repetir dentro de unas semanas.

Sábado

Teníamos planeado el jugar otra cosa más el sábado pero como se nos alargó mucho el tema con Ships, hasta el día siguiente no volvimos a darle. Desde 2015 que no jugábamos a este peso ligero de Kramer & Kiesling: Nauticus. Y a pesar de que el juego mola bastante, tenía mejor recuerdo de él. Independientemente de su dureza, la doble K suele ser garantía de que el juego está bien(te guste más, te guste menos). La partida dura un suspiro así que podría echarme otra ahora mismo(aunque detectamos patrones de acciones que se iban a repetir mucho)
Después le tocó el turno a Amerigo, un juegazo (por cajote y por bueno) de Stefan Feld. Como el tema eran barcos que al menos navegaran, Amerigo cumple con la premisa perfectamente. La selección de acciones que tiene con la torre de cubos me sigue pareciendo una delicia incluso a día de hoy. Qué pena que no lo juguemos más.

Domingo

Y siguiendo con el tema, a mover barquitos con Macao, otro peso medio del bueno de Stefan. El mecanismo de la rosa de los vientos me parece una pasada, aunque como dijo Shei “te pasas más tiempo mirando a ver cómo deshacerte de cartas que jugando al juego”. Y no le falta razón, que ver como se te va llenando el tablero no mola y podría comparar la sensación de “vale que tengo que dar de comer a mis trabajadores, Uwe, pero déjame jugar a las granjas, no al dar de comer”. Pues lo mismo con las cartas. Aun así, cualquier toque de azar que pueda agriar la experiencia (salen cartas muy gordas y no salen dados para cumplirlas y así) se aplaca com la rosa de los vientos.
Y no jugamos a nada más (preparamos partida al Yamatäi, pero ahí se quedó) porque estamos de preparESSEN haciendo la lista de la compra.
Le voy a dar el sello de la semana a éste juego habiéndolo consensuado con Shei, que si no, se lo daba al Macao 😀
¡Hasta la semana que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.