Ser profesional

publicado en: Opinion | 10

Eso es lo que queremos llegar a ser. Ser profesional en algo no implica vivir de ello (y muchos menos en las circunstancias que nos ocupan). Pero si que debiera implicar otras tantas cosas que día a día intentamos poner en práctica.

Intentar ser profesional implica cumplir con una serie de obligaciones. Esas que contrajiste mediante contrato firmado. Además de todas esas que contraerás con todas y cada una de las personas que se sentarán en una mesa en torno a tu trabajo.

A veces no nos apetece hacer desarrollo, pero te obligas y te sientas, porque llevas retraso en una entrega o porque hay algo que no te acaba de encajar. Te obligaste tanto que probaste demasiadas cosas a la vez y aquello no funcionaba. Vuelta a empezar, date un rato o un día, pero vuelve a trabajar en ello, buscando siempre un resultado mejor y sobretodo cumple con lo que prometiste. ¡Y todo eso sin dejar de contestar a los mails, tweets, mensajes en Facebook,  Whatssaps!

Creemos que ser profesional en esto de los juegos implica sacar tiempo de donde sea para hacer testing. A veces incluso te dejas a ti mismo y ni te peinas porque has quedado y hay que recortar 110 cartas para probar una cosa. En ocasiones ves como hasta tus amigos y familiares se hacen los “longuis” en eso de probar un juego porque no les apetece, y es entendible porque hay días que ni a ti te apetece. Pero tú insistes si no es con ellos será con otros, pero ESTO hay que probarlo. Un consejo: “Recorta el día de antes y convéncelos el día después”.

Algunas noches te quita el sueño. Ya no hablo de pensar en mecánicas nuevas, hablo de mejorar explicaciones, reglas, diseño gráfico, hablar con tal editor o el otro o el otro, hacienda, crodwfundings, artwork, twitter, facebook. Dejar hacer cuando no puedes hacer nada más, esperar y confiar, eso, también forma parte del trabajo. Hay que conocer bien donde te mueves y ser resilente, como diría un coach de nivel 12 y de caché 30.

Profesionalizarse implica aguantar las críticas y las alabanzas. Estas últimas son incluso peores (curioso, ¿verdad?). Te hacen sentirte muy bien contigo mismo, pero sabes que cuantas más vengan en ese sentido, siempre vendrá una mala . Y ahí, es donde te la echas a la espalda y no harás de un mal comentario tu cruz. Tampoco harás de una nota baja en BGG un drama, porque… es lo que toca. Pero pica que da gusto.

Te ha faltado piel, y a tu juego desarrollo
Nos ha faltado piel, pero al juego no le ha faltado desarrollo.

 

A veces se escuchan quejas de una falta de profesionalización en el sector (si, ese que es muy chiquitito en España). A veces se carga contra todo producto nacional sin un motivo aparente. A veces se critica con razón la producción de un juego. A veces te dan ganas de dejar el prototipo en un Munchkin con un par de cambios que total, si es bonito lo van a comprar. A veces te dan ganas de dejar el prototipo, el blog, los juegos de mesa y la sociedad e irte a vivir al campo. A veces no entiendes decisiones editoriales que desembocan en éxito porque “es que esto no es lo que me gusta a mi” y otras no porque “mira que lo dije y nadie me hizo caso”.

A veces simplemente, lo bueno se debería remarcar y lo malo también, pero cuando la línea de lo bueno y lo malo, es tan fina como la piel de los implicados en el proceso de poner un juego en las tiendas y del encargado de contártelo en un video, en un post o en un mensaje en la BSK, la tenemos montada (aunque tenerla montada signifique una mañana en twitter muy intensa soltando chorradas desde un bando u otro).

Porque si, es una realidad, hay bandos, el de “la industria” y el de la “crítica de la industria”. Y nosotros que nos alegramos de que haya crítica porque no todo lo que sale de aquí es muy chachi y alguien tiene que decirlo. Pero con lo mismo también decimos que no toda reseña es buena ni toda crítica está fundamentada y con criterio.

Ni todos nuestros juegos o prototipos son buenos. Pero trabajamos para que sí lo sean o puedan llegar a serlo. Que cada palo aguante su vela.

Quizás TODOS en la medida en la que nos sea posible, deberíamos aportar nuestro granito de arena para ser más profesionales y hacer de este sector chiquitito una isla muy chachi.

 

 

 

 

 

 

 

Print Friendly

10 Respuestas

  1. Hombre, cada vez que realizas una actividad pública estás expuesto a las críticas, que desgraciadamente no siempre van a ser justas. Debemos exigirle profesionalidad a los autores y en general a todos los miembros de la industria. Pero también deberíamos ser “profesionales” los que nos dedicamos a hablar públicamente de dicha industria, porque por mucho que para nosotros sea una especie de ocio, lo que opinamos en cualquier blog, foro o canal afecta a su trabajo.

    • Pues la verdad, es que tengo poco que añadir a este comentario porque estoy bastante de acuerdo con lo dicho. Lo que quería reflejar aquí es que todos debemos remar en la misma dirección. Y que la profesionalización no sólo se le debe pedir al autor si no a todos lo niveles (ilustrador, editor, impresor, distribuidor, tendero, blogger, videoblogger, podcaster…). Sinceramente creo que a todos nos queda mucho por aprender.

  2. Al final todo de trata de lo mismo: hacer las cosas lo mejor que puedas, escuchar a los que te señalan tus errores e intentar mejorar. Y eso vale para industria, críticos, y críticos de los críticos 🙂

  3. ….
    Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
    Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
    Si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota,
    y tratar a esos dos impostores de la misma manera.
    Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
    tergiversada por villanos para engañar a los necios.
    O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
    y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas….

    Un saludo y seguid perseverando.
    ACV 8)

  4. Voy a intentar dar un poco de debate aprovechando que empiezo vacaciones, porque medio en broma medio en serio el post me da algo de miedo.

    Sobre aceptar las críticas,… no tengo nada que añadir. Hay que saber aceptarlas y saber que forman parte de mostrarse a través de un proyecto. Buenas, malas, etc.

    Ahora bien, sobre la profesionalidad…
    Prefiero que me digáis que ser profesional en algo implica vivir de ello, al listado de situaciones y sacrificios que exponéis. Y no lo digo por mí, que no pretendo ser profesional. Como decía Betote en su comentario yo creo que se trata más de querer hacer las cosas siempre bien, de mejorar,… pero añado yo, no a costa de (y os cito textualmente):

    – Dejarse a uno mismo.
    – No peinarse. XD
    – Que tus amigos se te hagan los “longuis”.
    – No quedar con la primera opción de amigos porque lo primero son los protos.
    – Perder el sueño.

    A lo mejor era una forma de hablar y yo simplemente le saco punta ahora tratándolos de forma literal, pero… si os pasa todo eso que pone ahí… mi consejo es que por favor os toméis la vida de otra manera. Creo (puedo equivocarme) que no vais a hacer mejores juegos con ese aparente sobresfuerzo. Yo creo que vais a hacer mejores juegos cuánto más disfrutéis de ello y menos obligación lo sean para vosotros, aunque por contrato así lo sea. Otra cosa distinta es que vosotros disfrutéis de esa presión añadida que parece rezumar el texto. En ese caso, olvidad lo que estoy diciendo y a seguir currando.

    Estoy de acuerdo en aportar nuestro granito de arena para ser más profesionales y hacer de este sector chiquitito una isla muy chachi, pero mientras se tenga clara la premisa con la que comienza el texto (“no para vivir de ello”) hay ciertas concesiones a la vida que creo que no tenéis por qué realizarlas.

    Un abrazo.

    • Antes de que te lleves las manos a la cabeza, es una manera de hablar, pero si que es cierto que todo lo que esta escrito nos ha pasado en algún momento. No siempre, la vida tampoco es una constante.

      Cuando trabajamos nos tomamos las cosas en serio, cuando no somos unos mamarachos en nuestro tiempo de ocio. Defecto o virtud es el ser MUY cuadriculado y querer tener las cosas bajo control en la medida de lo posible. Si no se puede, pues no se puede.

      Para que nadie se asuste, además de cumplir con las obligaciones lúdicas cumplimos con otras mucho más importantes y que están por encima en orden de prioridad. Familia, amigos y trabajo, hay tiempo para todo.

      Si no nos divirtiera hacer juegos no los haríamos, ya hemos pasado por esa situación, la de no divertirnos y estar a punto de cerrar el chiringo. Con lo cual, la presión es la que nos pongamos nosotros o la diversión.

      Saludines

  5. Me has ganado con el vídeo de una isla muy chachi

Dejar una opinión