Games & Llamas: Semanas 35

publicado en: Games & Llamas | 0

Otra semana cortita en lo referente a partidas, eso si, con 3 eurazos en los cuales he sido reventado a puntuación.

Viernes

Había ganas de jugar, ya que desde el domingo no habíamos tocao ni una fichita. Como llevábamos mucho tiempo sugiriendo el Grand Austria Hotel, decidimos empezar con él. Es uno de los mejores juegos de 2015 (por no decir el mejor). Nunca lo hemos jugado a más de 2 jugadores y no sé qué tal se comporta a más, pero todo el mundo recomienda que mejor que no. Lo que le veo al juego, es que ante igualdad de nivel, un paso en falso puede desembocar en 50 puntazos de diferencia. Aunque a mi no me cayeron 50. Me cayeron 49 😀


Antes de cenar, echamos 4 partidas a Isis & Osiris, un juego olvidado en nuestra colección y que se irá para las LES a ver si encuentra unos padres que le quieran más. El juego está bien, pero no deja de ser un filler abstracto de unos 10 minutillos con un componente memory. Tiene ya un tiempecín y a mi personalmente me ha funcionado de maravilla con mis sobris desde los 7 años.


Dejé preparada una partida de Tierras Bajas por la noche (pensando en jugar después de cenar, pero nos dio la pereza) y lo que pasó a la mañana siguiente os sorprenderá.

Sábado

De esta guisa me encontré a Grunchie encima del juego. Calentitos que nos tenía los tableros. Afortunadamente no hizo ningún destrozo ni dobló nada. De hecho, no descolocó ni una sola ficha!. En la partida, en vez de descolgarme del dique como la otra vez, aporté más y creía que tenía la partida más controlada pero no. Me gusta bastante este juego pero creo que lo parco de la estética me arruina un poquillo la experiencia… Si es que donde esté tito Klemens…

Después de comer con el cafetín, un Race for the Galaxy que hay que jugarlo de seguido que si no se olvidan las reglas. Me sigue pareciendo una maravilla de juego que aguanta las partidas y el paso del tiempo como una obra atemporal.

Domingo

Nos disponíamos a echar un Banquete para Odín, pero tras hacer el setup, teníamos tanto calor en el cuarto de juegos que decidimos trasladarnos al salón para ponernos debajo del aire acondicionado. No sabíamos si en la mesa del centro cabría el Five Tribes y entró de maravilla. Hacía ya unos meses que no jugábamos a la obra maestra de Cathala (con perdón de Kingdomino). ¿Qué tiene AP? Pues lo juegas tranquilo y disfrutas del viaje.

Tras ello, un par de partiditas rápidas a dos de nuestros abstractos favoritos: Taluva y Azul. Creo que estos dos son de los juegos que jamás me voy a cansar de jugar. Máxime cuando al Taluva tardamos 15’ y al Azul unos 10’.

Como veis esta semana no ha habido mucho jaleo, así que le vamos a dar el premio de juego de la semana a…


¡Hasta la semana que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.