Games & Llamas: Semanas 33

publicado en: Games & Llamas | 0

Otra entrega más de lo que andamos jugando durante la semana. Ésta, como se ha metido el día 15 entre medias ha dado para alguna partidita más y eso se ha notado. Vamos a ver en qué hemos estado perdiendo el tiempo

Lunes

Teníamos muerto un rato de unos 20’ y decidimos echar una partida a Azul que como no hemos jugado nunca a esto seguro que nos iba a gustar. Creo que de toda la colección es la copia más amortizada de todas. Y la paliza de puntos que (por fin) le metí a Shei también.

Miércoles

Dia de andar moneando por ahí y de tarde de jueguecitos. Tras la siesta decidimos estrenar (por fin) las expansiones de Carson City. Más concretamente la de Horses & Heroes porque de la de Gold & Guns solo metimos los edificios nuevos pero no jugamos con los nuevos personajes (ni con los bandidos). Básicamente tenemos todo el material promocional y todas las expansiones (y promos) por lo que se podría decir que tenemos la Big Box partida en 3 cajas 😀

La expansión de los caballos, aparte de permitir 6 jugadores (que tiene que ser una sangría de duelos con tanta gente), te incluyen los caballos y los rodeos, que no dejan de ser una especie de trabajadores que puedes colocar en tu tablerito para hacer alguna pirulilla extra. A mí me ha gustado mucho y por mi vamos a jugar con los caballos siempre.

Los nuevos personajes que utilizamos de ésta expansión los tocamos poquito pero es que hay alguno muy pensado para más de 2 jugadores, así que ya le daremos caña.

Después, para no tener que andar leyendo ni aprendiendo más cosas, jugamos una partida rápida a Avenida (Avenue en bgg) que ya estamos viendo que a pesar de ser un juego chulo, se quema enseguida. Le daremos alguna partidita más e irá al hilo de venta antes de que el taco baje mucho.

Para casi terminar la Jenga falsa que venden en el Tiger que compramos para protos (esos bloques y dado de madera son un delirio) y que aprovechamos para echar una partidilla. Pues eso. ¡Jenga!

Y para terminar el juego que os hablé en el post pasado de los de viaje del Lidl: Labyrinth. Incluso con las reglas bien el juego es bastante regulero. Suerte que tenemos un planteamiento de proto que se juega con cartas cuadradas y cubitos y que nos van a venir de maravilla.

Jueves

Nos compramos de rebajas el San Juan (que ya lo había andado jugando en el móvil hace años) y muy bien. A dos un poco descafeinado por la selección de roles. No deja de ser un Race for The Galaxy descafeinado y mucho más amable con el público no jugón. A ver cómo aguanta partidas seguidas. Aun así, por 12€ se queda en la colección que no estorba nada.

Sábado

Era hora de echarse una partida a algo y luego dar una vuelta. Como disponíamos de un rato largo decidimos traer a la mesa un juego que llevábamos más de un año sin jugar: Mombasa. Y sigue siendo igual de bueno. Ésta vez cogimos los tableros por su cara 2 en todas las compañías para probarlos (total, ya nos conocemos las habilidades de los tableros por la cara 1) y ha habido alguno de ellos que han molado bastante.

El juego me sigue pareciendo una genialidad y con la expansioncilla P&P de los libros gana muchísimo. Una cosa que hacemos, para aligerar la planificación, es que a la hora de recoger una pila, y pasar las cartas jugadas hacia arriba, el orden donde las hayas colocado al planificar no importe. Es decir, si la del medio, al terminar la ronda te viene mejor ponerla en la izquierda se cambia y ya. Si no, es posible que aunque tengas claro en 2 segundos que ésta ronda vas a jugar 4 sombreros y 2 plátanos, te tires un rato decidiendo dónde colocar cada una.

Domingo

Quedamos con Javi y Patri in extremis a echar un buen rato lúdico al fresquito del aire acondicionado. Empezamos la sesión con un Tinner’s Trail que tenía muchísimas ganas de probarlo. Lleva saldado a 18€ un montón de tiempo y trae un quintal de maderita. Así que se podría reciclar para prototipos. Me gustó bastante a pesar de estar un poco perdido al principio, pero es un juego que tiene mucha miga con sabor a juego clásico que mola tanto.

Durante el café, un par de partiditas muy MUY rápidas. Primero el Ticket To Ride: New York que bien lo podrían haber llamado TtR Express porque madre mía qué rápido se juega. Tengo sentimientos algo encontrados con éste, porque bien es cierto que me gusta Aventureros al Tren, pero no me gusta estar una hora y pico jugándolo. Si hubiera durado 20-25 minutos hubiera sido perfecto, pero es que duró 10 minutos (por otra parte, como anuncia su caja)

Y una partida a 4 al Avenida confirmando las sensaciones que teníamos. Mola, pero tras 4 partidas no sé si lo vamos a sacar más a pasear. El sistema de estar en tensión a ver cuándo se cierra la ronda me parece divertidísimo.

Y por fin otro juego que llevaba mucho tiempo queriendo probar y que no lo había hecho todavía: Euphoria: Construye una distopia mejor. Stegmaier lo ha vuelto hacer (bueno, ya lo hizo en su momento, que el juego tiene un tiempo). Juego de irte quitando las estrellitas antes que nadie y en éste caso sin recuento final como se hace en Viticulture o en Scythe.

Si tengo que elegir, me jugaba éste antes que el Viticulture, aunque siendo honesto y a pesar de haberme gustado un poquito, no lo sugeriría para echar una partida. Además, la carga de azar que tiene un juego de ésta categoría no me ha gustado nada. Eso de perder trabajadores por tiradas de dados / penalizaciones de algo que es IMPOSIBLE evitar (cuando te abren un mercado en tus narices porque por orden de turno no te llega no mola nada).

Y pasamos ya a cerrar la sesión con dos juegos ligeritos de cartas. El primero es Pikoko, que encadenamos dos partidas seguidas porque es imposible echarse solo una (a menos que estés en unas Ludicañas y haya que bajar el tamaño de la pila de juegos por jugar). Es un juego de bazas donde juegas con las cartas del jugador de tu izquierda, y que tienes información de todas las cartas de la partida a excepción de las tuyas. Al inicio de cada ronda apuestas cuantas bazas se van a llevar los jugadores (en un orden) y después sobre ti mismo. Así se van jugando las cartas: Tú le juegas las cartas al de tu derecha, el de tu derecha al de su izquierda y así.

Mola muchísimo porque cuando hay igualdad de apuestas, más o menos se coopera entre los jugadores para alcanzar dicha cifra, pero en cuanto hay una arriba o abajo, comienzan las risas y el jugar las cartas a mala manera para fastidiar. Lo que dije en el post de las Ludicañas , el juego va a tener edición en España seguro.

Y para terminar, un par de manos a Team Play, que se vino de saldo de Frankfurt y que está resultando todo un descubrimiento. Básicamente es un juego por parejas (aunque se puede jugar en individual) de ir cumpliendo objetivos personales (y ocultos) o uno en medio a base de ir haciendo colecciones de cartas. La gracia está que en base al objetivo del medio, le pases cartas a tu compañero por si pudiera completarlo cuando le toque.

A pesar de haber jugado juegacos enormes como Carson City o Mombasa, vamos a darle a éste el juego de la semana por ir mejorando con las partidas y enamorar a todo el mundo:

¡Hasta la semana que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.