Games & Llamas: Semana 18

publicado en: Games & Llamas | 0

No estoy acostumbrado a escribir tanto del tirón, pero mejor ponernos al día si queremos tener esto más ordenado. Y como os prometí que esta semana iba a haber ración doble para coger ritmo, aquí la tenemos.

Lunes

Volvimos a probar Aalsmeer pero esta vez con los cambios ya en bonito y funcionó de maravilla. Mucho más contenido en tiempo y sin sensación de repetición al incorporar unas acciones a un tablero personal. Al final ha quedado bastante cuco (en mi opinión)

Martes

El martes nos juntamos con Ediciones Primigenio para echar una tarde de protos para enseñarles en qué hemos estado trabajando todo este tiempo. Y echamos una tarde de unas 6 horas con la tontería porque probaron todo lo que tenemos terminado ahora mismo. No sabía que teníamos turra para llenar toda una tarde 😀

Viernes

Y ya hasta el viernes nada más, ni protos ni juegos ni nada. Pero como nos hemos pegado unas semanas de currar enormes con los prototipos, pensamos que era hora de darnos un descansito e irnos al pueblo a jugar como enfermos. Así que eso hicimos.

La noche del viernes suele ser más floja (hemos madrugado, hemos estado de viaje etc etc) pero aun así quisimos echar una sesión británica (aunque a lo mejor deberíamos decir inglesa, que si no Pedrothe nos regaña).

Empezamos con London de Wallace, la segunda edición de Osprey Games que mete algunos cambios quitando el tablero, ésta vez teniendo más claras las reglas (porque a Shei no le quedó muy claro cómo iba lo de la pobreza la vez anterior y quedó en negativo al final de la partida) y genial. A 2 hay “abundancia” de recursos y el juego no aprieta demasiado. A 4 tiene que ser una lucha constante por obtener dinero y quitar pobreza. Está genial.

Después un Holmes de nuestro amigo Chemo que sigue siendo uno de los mejores juegos para 2 jugadores de corte familiar que hay. No hay más, es una maravilla, y el que los personajes salgan en cualquier orden y esto afecte a cómo los ves de una partida a otra es una gozada. Eso si, nosotros jugamos con una variante jíbiri que es el cambiar de jugador inicial en cada ronda, pudiendo encadenar dos turnos seguidos y nos gusta más así 🙂

Al final no hubo tiempo para Cousin’s War, para otra ocasión 🙂

Sábado

Día grande porque tuvimos un estreno de los gordos gordos. Empezamos el día con un Chimera Station, que es un colocación de trabajadores con un puntito muy divertido pero que puede hacer que te retuerzas bien las neuronas para encontrar la jugada más óptima para obtener puntazos. Porque el juego en el fondo va de poco más, de colocar el moñeco para hacer puntazos y combar para que esos puntazos sean el doble o el triple. Nos encanta y se va a quedar en la colección.

Después un estreno de esos juegos que se vienen en un pedido online porque cuestan 2€ y que si son un horror, al menos traen 45 cubitos de madera. Estrenamos Empire Engine y… bueno, la idea en sí está bien pero el juego es muy regulero. Le daremos un tiento a 4 jugadores solo para confirmar si podemos proceder a su desguazado para protos o lo mantenemos porque a 4 cambia drásticamente (que no tiene pinta)

Y después de comer, el estrenazo: Sekigahara. 2 horazas y media con explicación. Nos ha gustado bastante y se ve que con una partida no puedes emitir veredicto. También digo que al igual que después de la primera partida de Twilight Struggle super que era un amor para toda la vida, con éste no me dió. Cosas del hype. Habrá que darle más partidas que tiene pinta de fluir mucho más en cuanto te conoces mejor las reglas / limitaciones.

Tras ello, decidimos aligerar el listón echando un Oh My Goods! que nos lo tenemos que refrescar para poder jugar a la expansión de Longsdale. A mi me gusta muchísimo y es más azaroso que sacar una carta del mazo que diga “pues vas a ganar tu” pero qué queréis que os diga, disfruto bastante de unas partidas de 20 minutillos intentando combar lo que el juego te deje.

Luego dos partiditas a Agamemnon, un abstracto ligeramente encorsetado en el tablero pero que con la cosa de robar las fichas boca abajo (vamos, que tiene ese puntito de azar) hace que sea bastante entretenido. Ha aguantado varios hilos de venta desde hace año y pico y eso es porque el juego siempre deja buen poso.

Y tras cenar, otro estreno: La expansión del Isle of Skye. Menuda bestia de expansión, casi tanto que no sé qué pensar, porque convierte el juego en otra cosa. De hecho, parece que el juego está en avanzar los tracks más que en ir haciendote tus dominios… Eso si, convierte lo que es un juego de 20’ a dos jugadores en uno de 40’, así que dependiendo de cómo queremos la movida, podemos darle más complejidad o no. Eso si, vamos a aplicar una homerule porque no nos gusta nada la regla que hay. Cada vez que te compran una loseta, se te mueve solo uno de los tracks, incluido cuando te compras tu mismo las losetas. Y eso es lo que no nos gusta, que independientemente de lo que hagas ese track va a ir avanzando solo. Por poner un ejemplo es como si los tracks del Russian Railroads se movieran solos. No mola. Así que lo moveremos solo cuando otro jugador te compre loseta, no cuando has sido tan zorro de quedártelas para ti poniendo toda la panoja.

Domingo

Y el otro gran estreno de la semana: Kanban. Aunque se me atragantaron un poco las reglas porque parecen de lo más abstracto, una vez estás jugando luego no son ya para tanto pero la entrada al juego es durilla. Tenemos que darle más partidas porque estás bastante perdido al principio y te vas enterando de la historia ya casi para el final. De momento mi ranking personal de Lacerdas es Vinhos – The Gallerist/Lisboa – Kanban, gustándome todos bastante.

Y el último del pueblo y de la semana: Marco Polo pero con su expansión de los compañeros. Qué burrada, me da la misma sensación que el Isle of Skye convirtiendo Marco Polo en otro juego. Hicimos un poco de trampa en el setup para que salieran todas las piezas de la expansión para poder ver qué tal. Y muy bien, pero solo lo recomendaría para gente que ya le ha dado unas cuantas partidas a Marco Polo y quiere explorar nuevas vías. Diría incluso que esta expansión se integra mejor que la del Isle of Skye por aquello de que en el fondo sigues haciendo lo mismo pero en más sitios.

Y como darle a Aalsmeer el logo de juego de la semana está feo, se lo damos al juego estrenado con más ganas de repetir, que es…

¡Hasta la semana que viene! ¡O no! ¡O a saber porque estamos a viernes y todavía no hemos jugado a nada!

 

Dejar una opinión