Games & Llamas: Semana 02

publicado en: Games & Llamas | 3

Aquí tenéis nuestro reporte semanal de las cositas que jugamos, compramos y diseñamos 😀

Martes

Nos llegó por fin un pedido de Milan-Spiele que hicimos el 22 de diciembre por el calendario de adviento con lo siguiente:

Lo del Agrícola versión familiar es más completismo que otra cosa, pero es que estaba tan barato que casi salía mejor que comprar un upgrade de tokens de madera para el que ya tenemos y habíamos considerado varias veces en comprar recursitos para el grande. Shei no tenía ganas de jugar pero a mi todavía me quedaba un 2% de batería, así que me eché un solitario para ver cómo se movía el juego.

El otro día hablaban en Twitter del concepto sandbox para los juegos de mesa, pues esto es el concepto “versión de prueba” 😀 Es un agrícola con todo lo difícil quitado. Mucho más centrado en cualquier otra cosa que no sea el agobio. Una cosa curiosa del modo solitario, es que NO TIENE modo solitario. En la caja pone de 1-4 jugadores, pero en las reglas no se hace referencia para nada. Tras una consulta en BGG por lo visto es un “tú haz puntos y vuelve a echarte otra a ver si haces más”. Muy mal Uwe. He empezado a diseñar una variante para este solitario porque creo que merece la pena.

 

Viernes

Con la llegada del fin de semana por fin pudimos pararnos un ratito a echar alguna partida. Habíamos estado leyendo en Twitter acerca del Quadropolis y como estamos intentando reducir la lista de expansiones por jugar, aprovechamos y nos echamos una partida con la expansión Public Services. Y merece mucho la pena. No se entromete con la mecánica y le añade una capita de profundidad que se agradece. Muy recomendable. El juego es un grandísimo familiar que puedes sacar con cualquiera y al jugón le seguirá entreteniendo.

Después jugamos una partida a un juego de estos que se vinieron en el saldo de Ludibay y que mayormente compramos para tener cajas para prototipos. Probamos El señor de los anillos: El Viaje a Mordor y… no es muy bueno. No tiene prácticamente ninguna decisión y no hay un push your luck como tal porque siempre tienes que estar tirando… no merece mucho la pena.

Sábado

Decidimos tomarnos el sábado como día de juego y trabajo a partes iguales, así que estrenamos Altiplano por todo lo alto. Nos jugamos dos partidas seguidas porque la primera fue un poco para enterarnos por donde tirar. Qué maravilla. Eso si, no es para todo el mundo, porque la interacción es prácticamente nula, la duración a más de dos tiene pinta de alargarse y es un euro de los de jugar a cara perro. Pero qué bien hecho está. Nos ha gustado mucho.

Tenemos muchas ganas de poder contaros las noticias acerca de The Red Cathedral pero hasta que los señores que pagan no digan nada, no podemos decir nada 😀 Sólo contaros que hemos estado probando unos pequeños grandes cambios en el juego (no en su núcleo) que hacen que todo cobre sentido, que nada quede como descolgado y hace que las partidas sean tensas desde la primera acción hasta la última. Qué ganas tenemos de empezar a dar la brasa con el Kickstarter 🙂 La inclusión de los gremios dentro del rondel (ahora los llamamos edificios de gremio) ha sido un acierto.

Después de cenar, una prueba rápida a los últimos cambios del proto de 2 jugadores que estamos haciendo que han funcionado bastante bien. Eso si, nos queda algo de trabajo con las cartas, porque al tener cartas muy variables (y no tener muchas) todas tienen que ser interesantes la mayor parte del tiempo.Es complicado encontrar una armonía en todo, aunque estamos avanzando a un ritmo genial 🙂

Domingo

Día de comilona familiar, lo que suele significar que hay unas cuantas partidias y de juegos de los que no solemos jugar mucho (porque los reservamos para estas ocasiones). Pero antes de juntarnos, echamos otra partida a The Red Cathedral probando nuevos edificios de gremio y joder qué tensa la partida. Me encanta como ha evolucionado el juego (a pesar de haber currado como tontos en muchiiiiiiiiisimas -demasiadas- versiones).

Tras la comida, aprovechamos la ocasión para sacar el Fantastic Gymnastics y echar unas cuantas piruetas. El juego te proporciona una satisfacción enorme cuando consigues clavar al gimnasta… pero a qué precio. Es muy muy muy frustrante y no se lo recomiendo a ningún papimami para sus nenes. No es un Aviador loco ni mucho menos.

Después, el regalo estrella de mi sobrino: El Pedorretas, que ha demostrado aguantar los embistes del enano y si tuviera perfil en la BGG ahora mismo sería el jugador con más partidas destronando a Duncan Cole.

Después, una partida a Escuela de Pingüinos con nuestras reglas caseras que hacen que un juego que no tiene ni pizca de sentido (que mira que son 2 reglas, y esas 2 reglas están mal) tenga un poquito de gracia más allá de darle tobas a los pajarracos.

Me llevé el Agrícola versión familiar para ver si era interpretable por mi sobri, y con la visita inesperada de unos amigos suyos, probamos una partida a cuatro super ajustada. A ver, si tenéis el normal, de éste os podéis olvidar. Aunque bien es cierto que no abruma tanto como su hermano mayor.

Una vez en casa, cayó otra partida a Altiplano que ha causado sensación en casa. Es un lametón a una esponja sin mojar, pero para quienes nos gustan los juegos whatever-building y los euros de mover fichita paquí y mover fichita pallá, es muy satisfactorio porque prácticamente todo da puntos.

Segunda semana, sin rastro del blue monday por aquí, mantenemos objetivos para el mes 😀

¡Hasta el jueves con la entrevista de Andreas “ode” Odendhal!

Print Friendly, PDF & Email

3 Responses

  1. vilvoh

    A un tris estuve de pillarme el ESDL de dados, pero parece que por suerte, acerté dejándolo pasar. El Agrícola familiar es precioso.

    • Isra C.

      A nosotros nos ha costado 1’50€ en Ludibay y era porque queríamos la caja xD Pero siempre probamos lo que compramos aunque sea para desguazar porsiaca.

      Y éste no es nada bueno no. Es que no tiene ni una decisión tu.

Dejar una opinión