Desbloquear tu creatividad

publicado en: Diseño | 0

¡Buenos días!

Queda poco para el aniversario de la web (el 3 de agosto) y aunque seguramente no hagamos nada especial, tenemos una entrevista pendiente que nos tiene que llegar, que si llega, la publicamos ese día 😀

Mientras tanto, os compartimos uno de esas cosas que son los que nos hacen movernos día a día y que como ya comentamos en la entrada anterior de Tontear y Perseverar, nos encontramos en Twitter de vez en cuando. Hace un mes más o menos nos encontramos esta infografía sobre la creatividad de la mano de otro de nuestros autores patrios más internacionales y al cual le guardamos un gran cariño: Toni Serradesanferm.

Así que os vamos a contar uno de nuestros secretos para desbloquear la creatividad: Ir a diseñar a un sitio neutro.

De la misma manera que íbamos a estudiar a una biblioteca cuando estábamos en la carrera para estar en un sitio neutro y poder centrarte en lo que estabas haciendo al más puro estilo Dragon Ball con el templo del espacio y el tiempo, nosotros vamos a la cafetería del IKEA.

Marble Empire en Ikea
Y siempre bien iluminado

 

Mesas grandes, que a las horas a las que vamos, si te retiras de la línea de cajas o donde está comiendo todo el mundo no hay mucho ruido y te permiten tener una especie de reunión.

 

Y encima, te puedes comprar allí mismo un cuaderno para comenzar algo nuevo.
Y encima, te puedes comprar allí mismo un cuaderno para comenzar algo nuevo.

 

Esto lo hacíamos mucho antes. Desde que nos mudamos y tenemos una habitación solo para juegos de mesa lo hacemos mucho menos puesto que tenemos un sitio designado para ello, pero de vez en cuando para centrarte viene bien salir de donde trabajas habitualmente para refrescarte y refrescar tus ideas.

 

La gente te mira raro, pero estamos acostumbrados
La gente te mira raro, pero estamos acostumbrados

 

Y una cosa muy importante: Si eres socio de Ikea, el café te sale gratis. Pero, “el café de allí es peor que lamer el cenicero de un bingo” diréis. Hay un truco para las máquinas de café de Ikea (al menos las de Madrid). Cuando os vayáis a echar un café, no os echéis “café con leche”, porque os hará una mezcla aguachirlosa que no sabe muy bien.

En vez de eso, echáos un café solo y después rellenáis con leche. No es una maravilla, pero qué queréis, es gratis. Queda bastante decente.

No éramos las únicas llamas
Un día tenían teatrillo para niños y no éramos las únicas llamas allí

Probadlo un día y nos contáis si os ha ayudado a desbloquear la creatividad o algo de vuestros prototipos que llevaba algún tiempo dando vueltas y se os había atascado.

Que total, ¿Donde mejor para diseñar un juego de mesa, que en un sitio que está llenito de madera?

Print Friendly

Dejar una opinión